Jarraibide
Consejo General de la Abogacía: Abogacía Internacional

A medida que la sociedad evoluciona y, precisamente, en la medida en que lo hace, los profesionales que conforman dicha sociedad están obligados a evolucionar con ella. El Consejo General de la Abogacía Española, en su interés permanente porque la profesión de abogado sea cada vez más dinámica y participativa, así como más consciente de las múltiples facetas que implica nuestra actividad, ha lanzado la iniciativa “Abogacía Internacional”.
Debido a la posición privilegiada que ostenta esta Institución, numerosas instancias y organizaciones, nacionales e internacionales, requieren nuestra colaboración para proporcionar letrados capaces de participar en proyectos internacionales.

Las prioridades del Consejo están marcadas por una lucha constante hacía el establecimiento de un corporativismo positivo dentro de la profesión. Un corporativismo que nos permita utilizar la fuerza social de más de 148.000 colegiados para fomentar la participación en aquellas iniciativas donde sea necesaria la acción del abogado.
La colaboración por parte del Consejo en este tipo de proyectos ha sido constante, sobre todo a nivel europeo e iberoamericano. Numerosos letrados españoles han participado ya en proyectos europeos tales como AGIS para la mejora de la Justicia penal en Europa o el proyecto PARME como coloquialmente se conoce al Programa de Apoyo a la Reforma y Modernización del Estado, programa del Gobierno Dominicano financiado, en más de un 80 por ciento, con fondos de la Unión Europea.
Otra de las iniciativas que ha suscitado gran interés en los últimos meses ha sido la acreditación de abogados españoles para actuar ante la Corte Penal Internacional (CPI), actividad que el Consejo ha tratado de coordinar a través de la difusión realizada por los Colegios de Abogados de todo el territorio nacional y con la celebración de un primer Seminario sobre la CPI.
La más reciente de dichas propuestas proviene del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación con ocasión del impulso que, desde la nueva Política Europea de Seguridad y Defensa (PESD), se está dando a la creación de misiones de Gestión de Crisis Internacionales.
Dichas misiones deberán estar formadas por distintos profesionales de los Estados Miembros, profesionales que deberán cubrir aquellas áreas de acción y de conocimiento que se requieran para gestionar situaciones denominadas de “Crisis Internacional”.
A pesar de que este tipo de misiones han sido realizadas hasta la fecha por funcionarios de las distintas Administraciones Públicas españolas y europeas, la conciencia, cada vez más generalizada, de que la participación en este tipo de proyectos debe estar abierta a profesionales independientes, ha llevado a la apertura de nuevas vías de colaboración para la Abogacía.
En materia de gestión de crisis, las demandas que provienen de la Comisión Europea implican un buen conocimiento del inglés y una experiencia determinada, generalmente un mínimo de tres años, en función de la actividad profesional que deba realizarse en el marco de la misión.
A pesar de dicha experiencia, la formación específica es necesaria tanto para estar capacitado para desplazarse sobre el terreno, como para entender los pormenores del trabajo diario que se realiza en estas misiones, como lo ha reconocido la Comisión Europea, estableciendo módulos específicos de formación en los que se basan numerosos cursos impartidos por las distintas administraciones. Estos cursos, como las propias misiones, están abriéndose cada vez más a personal cualificado que no forme parte de la función pública.
Con la intención de posibilitar la colaboración del mayor número posible de letrados que compartan el interés y las cualificaciones profesionales requeridas, el Consejo General de la Abogacía Española ha puesto en marcha recientemente una base de datos que pretende sistematizar la colaboración en la iniciativa “Abogacía Internacional” .
Esta base de datos, a la que se puede acceder visitando la página web del Consejo (www.cgae.es) pretende crear una red de información bidireccional que facilite la búsqueda de profesionales con conocimientos y experiencia en cada una de las materias propuestas. Asimismo, pretende trasladar aquella información que pueda resultar de interés en base al perfil específico de los candidatos.
Rellenar los datos que se requieren para formar parte de la iniciativa “Abogacía Internacional”, sólo lleva unos minutos y se basa en enumerar la formación, la experiencia y los conocimientos de otros idiomas. Se puede acceder a dos formularios diferentes, uno general y otro específico en materia de Gestión de Crisis. Este último sólo está dirigido a letrados con un buen dominio del inglés y que, por tanto, deberá rellenarse en este idioma para ajustarse a los cánones propuestos por la Comisión Europea.
A pesar de esta especificidad en materia de gestión de crisis, la falta de conocimiento de otros idiomas no debe ser un obstáculo a la participación en esta iniciativa ya que gran parte de nuestra labor en el marco de la Cooperación Internacional se desarrolla, por motivos de proximidad histórica y jurídica, en los países hispano-hablantes de Sudamérica.
Por lo tanto, la base de datos de “Abogacía Internacional” está abierta a la participación de aquellos profesionales que tengan interés en este tipo de proyectos, canalizando dicho interés en base a sus capacidades específicas y permitiendo una información puntual y personalizada.
La Abogacía Española se enfrenta a nuevos retos y también a nuevas perspectivas de acción, que ponen de manifiesto la evolución constante de la profesión. No debemos olvidar nuestro deber para con la sociedad y el estado de Derecho, como no debemos olvidar el compromiso con la defensa de los derechos humanos, que está presente en nuestra práctica profesional desde la incorporación a nuestros Colegios.


Rampas de Uribitarte, 3. 48001-BILBAO (Bizkaia) +34-944356200 +34-944356201 administracion@icasv-bilbao.com Aviso legal
Diseño Web: Eclickse Digital